12 AGO 2016

Los compradores de vinilos son cuarentones y solitarios

Un estudio reveló datos sobre el perfil de los amantes de los discos
1669

Al fenómeno de la venta de discos en vinilo se le suma el interés por saber quiénes son los que están detrás de la manía de comprar discos en ese formato, algo que empezó a afectar los parámetros de la industria de la música y que despertó una ola de nostalgia y reediciones que llegó hasta la Argentina. 

 

Un estudio publicado esta semana en Londres le puso parámetros científicos a algo que más o menos ya se sabía: la mayor parte de los compradores de vinilos son mayores de cuarenta años y la música representa una parte importante de sus vidas. El 66% de los encuestados cree que no puede pasar un solo día de su vida sin escuchar música y el 33% sostiene que escucha siempre que puede, contra el 25% de la población total en Inglaterra.

 

El mismo comprador es más afín a ir a un recital que el promedio general de la población: el 68% dice que disfruta de ir a ver a sus artistas favoritos y hasta se sienten felices de pagar por eso. A la vez, el 55% de los compradores de vinilos cree que bajar música ilegal está mal. 

 

El perfil psicológico del comprador tampoco resulta tan sorprendente: el 56% guarda sus emociones y el 66% disfruta de estar solo. Podríamos agregar -aunque el estudio no lo menciona- que casi todos leyeron Alta Fidelidad, la novela de Nick Hornby y que tal vez los más vagos fueron directamente a ver la película de Stephen Frears con John Cusack y Jack Black, entre otros.

 

Leé también: "Los vinilos premiados en los Gardel"

 

Este estudio contradice la idea de que son los más jóvenes el gran motor de la demanda de discos en vinilo, algo que se publicó antes. Allí se decía que, al menos en los Estados Unidos, la mayor parte de los compradores eran menores de 25 años. Para aplicar éste análisis al caso argentino, habrá que decir que el precio al que llegan los discos a los locales hace que sean aquellos de buen poder adquisitivo y capacidad de compra, los que optan por comprar música en formato físico antes que escuchar en internet. 


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter