18 SEP 2015

Jimi Hendrix, aquel loco fan de Bob Dylan

2219

por Carlos Iogna Prat

 

Hoy es una fecha muy especial para los miles de seguidores del grandioso violero. Un 18 de septiembre de 1970, Hendrix dejaba este planeta para convertirse para siempre en música.

 

Un sonido eléctrico, crudo y nervioso. Dueño de una tremenda mortal (como diría un comentarista de fútbol) que le dio al rock un nuevo sonido. Sus dedos estaban cargados de magia. Su estilo no solo brilló en los discos, cuentan los que lo vieron en vivo que Jimi se transformaba sobre el escenario. 

 

Varios referentes de la época, principalmente en Londres, notaron algo preciado en él. Un norteamericano que volvía a ser noticia en el mundo. Psicodelia, blues y rock. Una mezcla explosiva que marcó un nuevo rumbo en el mundo musical.

 

Jimi Hendrix también era una persona que le gustaba disfrutar de otros artistas. En distintas oportunidades reconoció que era un gran fan de la obra de Bob Dylan. Lejanos en su estilo, el guitarrista se interesó en profundidad en la obra de Robert Zimmerman llegando a grabar algunas de sus canciones como “Like A Rolling Stone”, “Can You Please Crawl Out Your Window”, “All Along the Watchtower” y “Drifters Escape”.

 

 

En una entrevista, el artista nacido en Seattle reconoció que aunque a una persona no le gusten las canciones de Dylan tiene que leer esas letras. “Están cargadas con tristeza y alegría”, definió.

 

A mediados de los ’60 se produjo el primer encuentro entre Hendrix y Dylan. Fue en el backstage de un festival de música folk. “Estábamos los dos borrachos así que calculo que ninguno de los dos debe recordar algo”, le contó el guitarrista a la Rolling Stones en 1969. La pasión por Bob lo llevó a usar un pin.

 

A 45 años de su muerte, en aquella trágica noche de 1970, se realizarán distintos homenajes en los Estados Unidos. En Los Angeles se proyectará el nuevo documental “Jimi Hendrix: Electric Church”.


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter