24 FEB 2016

Exclusivo: se fabricarán vinilos en la Argentina

Grupo Laser Disc comenzará a producir unas 40.000 unidades mensuales hacia comienzos de abril. Según la empresa, invirtió “cerca de un millón de dólares”
37909

Por Maximiliano Poter (@MaxiPoter)

 

Pronto volverán los vinilos industria argentina o, mejor dicho, “Made in Mataderos”. Grupo Laser Disc, replicadora de CD y DVD ubicada en ese barrio porteño, confirmó en exclusiva a Generación B que comenzará a fabricar discos en el país.

 

La compañía incorporó dos prensas (y piensa sumar otro par), que le permitirán tener una capacidad de producción de 40.000 unidades por mes. “La intención la tuvimos desde hace unos años, lo que pasa es que había que concretarla. Hubo problemas y dudas, además de una larga lucha para conseguir las máquinas, pero ya estamos en el tramo final de la terminación de la fábrica”, aseguró Nicolás Muscó, gerente comercial de la firma. “Calculamos empezar en un mes y medio, entre finales de marzo y principios de abril. Esa es la idea, pero a veces surgen contingencias. Aunque no debería haberlas, porque esto es más sencillo que hacer un CD. Es mecánico”.

 

En ese sentido, el ejecutivo explicó el procedimiento de manufactura que realizarán. “Acá nos traen el archivo de audio en WAV de 24 bits y hacemos el tradicional corte de acetato, aunque ya no es más acetato, sino que se emplea una plancha de PVC laqueada, donde se transfiere el contenido musical. De ahí, pasa a un área de procesos químicos para lograr dos matrices de metal, una por cada lado del disco. Esas matrices se colocan en la prensa y, luego de disolver el PVC (que viene ya en negro u otro color), se colocan las etiquetas y sale el disco terminado. Después, obviamente, se controla la calidad de cada partida. Trabajamos con norma ISO 9000 y estamos asociados internacionalmente a CDSA (Content Delivery & Security Association), que nos autoriza a controlar la propiedad intelectual. En otros lados hay fabriquitas de CD y vinilos que te hacen compilados de lo que vos quieras, pero no pagan ningún derecho”. 

 

La empresa está en el proceso de pruebas y ajustes, y todavía no se sabe que títulos o qué discográfica debutarán con la pasta negra nacional. Por lo pronto, se estima que los tres grandes sellos presentes en el país serán sus primeros clientes. “Ya Sony y Warner me prometieron empezar, primero, a hacer los títulos locales, y luego lo importado. Nos falta Universal, que creo que lo va a hacer también porque, si no, no va a poder competir —reveló Muscó—. La ventaja que tenemos con respecto al extranjero no es precisamente el precio, sino la velocidad por hacer todo el proceso en la Argentina”. Consultado por si la elaboración local repercutiría en una baja en los importes, el directivo sonrió: “Y… vamos a ver cómo sigue esto”.

 

De esta manera, la Argentina se sumaría pronto como uno de los pocos lugares del mundo donde existen plantas de vinilo, que cada vez dan menos abasto para atender la creciente demanda por el revival del formato. En el país, ya existían otros emprendimientos como Hallo Discos, dedicados a la elaboración limitada y artesanal de vinilos, no en escala industrial.

 

“La idea es apostar por algo que sorprendió. Empezó a moverse hace cinco años, y nadie pensó que iba a pegar tanto”, afirmó el directivo, que no descarta producir para la exportación: “Por eso, las dos prensas más. Para Chile vamos a hacer seguro. Brasil es más difícil, porque ahí ya hay dos plantas, una en Río de Janeiro y otra en San Pablo”. 

 

Muscó estimó la inversión en “cerca del millón de dólares. Esta es la única empresa que tiene perspectiva para la industria, que está pensando en el mañana y no en que esto se muere: al revés, le estamos buscando la vuelta”.


Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter