09 OCT 2015

El Luna Park se puso solidario

Anoche, como todos los 8 de octubre desde hace nueve años, el Luna Park se vistió de solidaridad con Conduciendo A Conciencia.
1078
Por Natalia Sarramone
El 8 de octubre de 2006 un grupo de alumnos del colegio Ecos viajó al Chaco para realizar una actividad solidaria. Fue en la vuelta a Buenos Aires que alguien, alcoholizado en un camión, chocó de frente al colectivo donde iban los chicos. Nueve de ellos murieron y también Mariana, una de sus maestras. 
 
Desde ese momento, los padres de las víctimas decidieron reunirse no solo para pedir justicia, sino para convertir su desgracia en algo positivo para el resto de la gente. Es por eso que formaron Conduciendo a conciencia: para concientizar acerca de los cuidados a la hora de agarrar el volante. En sus recitales solidarios recolectan donaciones para colegios carenciados, porque ésa es la misión que tenían sus hijos en su último día de vida.

El Recital Solidario de ayer comenzó cerca de las seis de la tarde y se extendió hasta la medianoche. Cientos de jóvenes se juntaron en el Luna Park y se recolectaron más de 50 toneladas de donaciones. En las primeras horas sonó muy buena música de la mano de Julio y Agosto, Oscar Guinta Supertrío y Mariano Custodio, entre otros. También se acercaron a hablar grandes personalidades como Patricia Sosa, Germán Paoloski, Gabriel Schultz y Juan Carr.

Cerca de las nueve de la noche comenzó a tocar Los Tipitos, que hizo levantar a la muchachada con hits como Apostar al amor y Campanas en la noche. Enseguida llegó el gran León Gieco, tocó con los músicos de la banda anterior y tuvo invitados de lujo como Raul Porchetto xxx. Sonaron las letras de Pensar en nada, La memoria y Blues de los plomos.

Más tarde y por primera vez en este ciclo se presentó El Kuelgue, un grupo que viene creciendo y estará en el Lollapalooza 2016. Tocaron sus temas más conocidos como En avenidas y Bossa and people, y otros de su nuevo disco. A El Kuelgue le siguió Estelares y una vez más se levantó la hinchada juvenil con hitazos como Aire y Solo por hoy.

Para cerrar el recital aparecieron Los Auténticos Decadentes. El Luna se convirtió en un boliche bailable sano y con mucha buena onda cuando sonaron clásicos como Tutá tutá, Vení Raquel y Cómo me voy a olvidar. En la última canción, la clásica La guitarra, uno de ellos apareció disfrazado de bombero y empapó con una manguera a presión a un pogo de chicos que contagiaba la alegría de dar.

Seguinos en Facebook

Seguinos en Twitter